Columnas de Opinión

23 Abril, 2010

Anuncios sobre los costos de la reconstrucción y sus fuentes de financiamiento: más dudas que certezas / Diario El Mercurio

El Presidente anunció en Coronel los costos de la reconstrucción y sus fuentes de financiamiento, poniendo especial énfasis en un aumento de ingresos tributarios de US$ 3.231 millones en cuatro años.  Sin embargo, ese mismo

El Presidente anunció en Coronel los costos de la reconstrucción y sus fuentes de financiamiento, poniendo especial énfasis en un aumento de ingresos tributarios de US$ 3.231 millones en cuatro años.  Sin embargo, ese mismo día, en la conferencia de prensa en que el Ministro de Hacienda detalló el plan, se anunció una serie de rebajas de impuestos sin mencionar su impacto fiscal ni  si eran transitorias o no. 


Según el Gobierno, el terremoto causó un daño en la infraestructura pública de US$8.431 millones, los cuales anunció enfrentará en 4 años. Al detallar el financiamiento de la reconstrucción y el programa de gobierno, el Ministro enfatizó el alza de impuestos. La mayor recaudación tributaria en cuatro años vendría por un aumento transitorio del impuesto a las empresas con US$1.260 millones, un “aumento permanente” del royalty con US$700 millones adicionales, un aumento del impuesto al tabaco con US$990 millones y un aumento transitorio de las contribuciones a los bienes raíces de mayor valor con US$281 millones.


En esa misma oportunidad Hacienda presentó una serie de rebajas tributarias. No se señaló si eran permanentes o transitorias. Tampoco se indicó su impacto fiscal. Mantener el impuesto de Timbre y Estampilla a los prestamos sin aumentarlo en Julio como lo establece la ley vigente, ampliar el beneficio de no tributar por utilidades reinvertidas hasta las firmas con ventas anuales de $1.000 millones, y permitir pasar a gasto el 50% de las inversiones en el primer año en vez del 12.5% actual.


Estas rebajas tributarias, representan significativos menores ingresos para el Fisco. Sólo a modo de ejemplo, el costo anual de no aumentar el impuesto a los prestamos es de alrededor de US$ 400 millones anuales.  Es decir,  durante el gobierno actual el costo fiscal sería mayor a US$1.400 millones.  Esta sola medida reduce en más de un 40% el aumento de impuestos y beneficia principalmente a las grandes empresas quienes son las que más acceden al crédito.


Por otra parte, no está para nada claro hasta ahora cómo se aumenta la recaudación del royalty si los contratos tienen invariabilidad impositiva. Bajo esta premisa, una empresa estará dispuesta a tomar las nuevas condiciones que se establezcan si y sólo si esta nueva alternativa le significa un menor pago de impuestos en el total de vida útil de la mina. En este caso no habría un aumento de la tributación sino un adelantamiento del pago futuro del royalty actual afectando los ingresos del Fisco en el futuro. La supuesta alza del royalty representa un 22% del alza de tributos anunciado para los próximos 4 años.


Respecto a permitir pasar a gasto el 50% de la inversión el primer año y los beneficios a las utilidades reinvertidas, si bien no se conocen los detalles, todas las estimaciones indicarían que va a representar cientos de millones de dólares al año, de menor recaudación. Por ello se requiere que el gobierno entregue todos los antecedentes para poder evaluar de un modo global ésta propuesta. 


Paradojalmente, sólo postergando el alza del impuesto a los préstamos, el anunciado “aumento de impuesto” implicaría una caída en la recaudación tributaria de más de US$100 millones a partir del 2013. 


Resumiendo, el viernes pasado el Gobierno anunció tanto alzas como rebajas de algunos impuestos. El anuncio sólo cuantificó las alzas tributarias sin mencionar el impacto en el erario nacional de las rebajas, las cuales tomando la información hasta ahora disponible, podrían reducir significativamente la mayor recaudación anunciada. Por ahora no existe claridad del aporte real a la reconstrucción que tendrán las medidas tributarias ni tampoco como estas afectarán el requerimiento de financiamiento año a año durante el actual periodo presidencial.

Alejandro Micco Aguayo

Doctor en Economía de la Universidad de Harvard, se ha desempeñado como investigador sénior en el Banco Interamericano de Desarrollo (Washington DC) y en el Banco Central de Chile. Sus investigaciones han sido publicadas en diversas revistas internacionales y utilizadas en debates de política económica tanto en Latinoamérica como en Europa. Además, se desempeñó como coordinador General de... Ver Más

Contenidos Relacionados

© 2014 FEN Universidad de Chile | Departamento de Economía | Sitio desarrollado por Unidad de Desarrollo Tecnológico UDT