Columnas de Opinión

23 Noviembre, 2006

Banco Central debiera flexibilizarse más frente a volatilidad del tipo de cambio / Diario Estrategia

Hace algunas semanas la Sociedad Nacional de Agricultura entregó su pronóstico oficial de crecimiento para el año 2007. La tasa que ellos presentan es claramente la más baja de todos los sectores. ¿A qué cree
Hace algunas semanas la Sociedad Nacional de Agricultura entregó su pronóstico oficial de crecimiento para el año 2007. La tasa que ellos presentan es claramente la más baja de todos los sectores. ¿A qué cree se debe esto?
Pienso que al sector agrícola le afecta de manera particularmente grave el tema del tipo de cambio; no solo a los grandes sectores de exportación como el frutícola y el hortícola, sino que también a sectores tradicionales que producen para el mercado interno y tienen que competir con importaciones que se abaratan cada vez que baja el tipo de cambio.

El Banco Central ha resistido todos los llamados a intervenir en el mercado cambiario. ¿Por qué?
El Banco Central le da gran importancia a no salirse del régimen cambiario que ha escogido. El Banco Central tiene un régimen cambiario que consiste en no intervenir, exceptuando en los casos en que el mercado se encuentre desordenado, con valores para la divisa demasiado volátiles o muy lejos de sus niveles de equilibrio. El régimen escogido es de flotación, dejando que el mercado mismo determine el tipo de cambio, bajo el supuesto que el mercado casi siempre determinará un valor para la divisa que es cercano al equilibrio. Al equilibrio hay que entenderlo como aquel nivel que hace que la oferta de divisas sea igual a la demanda, exceptuando las ofertas o demandas más especulativas. Además, noto que todos los pronunciamientos que ha hecho su Presidente van por el camino de afirmar que el tipo de cambio actual no se encuentra desalineado, por lo que no habría ninguna razón para intervenir.

¿Cree usted que hay algún nivel crítico de tipo de cambio real, bajo el cual el Banco Central se vería obligado a intervenir?
Yo no podría creer que el Banco Central dejara caer el valor del dólar bajo los quinientos pesos. Ese sería para mí el tipo de cambio límite que estaría indicando que estamos con un movimiento especulativo que aleja al precio del dólar cada vez más de los fundamentos económicos que lo determinan.

Sebastián Edwards ha planteado que el Banco Central debe reestablecer el nivel de reservas que tiene en relación a las Importaciones, al PIB y a los niveles de endeudamiento nacional, ¿está de acuerdo?, ¿cuál es el nivel óptimo de reservas de Chile?
Estoy de acuerdo con Sebastián Edwards en cuanto a que las importaciones han subido muchísimo en términos nominales y las reservas no lo han hecho. Por lo tanto, el Banco Central, incluso sin salirse del esquema cambiario elegido, podría justificar perfectamente una intervención diciendo simplemente que va a recuperar el nivel que tenían las reservas en relación con las importaciones antes de que se produjera el aumento en el valor de estas últimas (digamos, comienzos de 2003. Por supuesto, la lógica del modelo que dice estar siguiendo el Banco Central indica que el país no necesitaría reservas, ya que el tipo de cambio es enteramente flexible y cualquier aumento en la demanda u oferta de divisas se acomodaría a través de un cambio en el precio de la divisa. Pero ese no es el mundo en el que vivimos: una corrida, que siempre es posible (acordémonos de las crisis de fines de los noventa), requiere que el Central tenga un buen colchón de reservas, si bien no existe un nivel óptimo que pueda determinarse de antemano.

Ahora bien, a mí me parece es tiempo que el Banco Central comience a flexibilizarse, que no tenga un apego tan rígido a reglas en situaciones en que el tipo de cambio tiene un componente muy volátil y especulativo. No le hace bien a la economía tener las volatilidades que hemos observado en los últimos años; tampoco es bueno que el tipo de cambio llegue a niveles tan bajos como los que se están observando actualmente, que están desincentivando sin duda importantes inversiones en el sector exportador. También están desfavoreciendo que los empresarios busquen nuevas oportunidades de negocios en el exterior.

Recién este año el Fisco ha empezado a reportar el destino de sus reservas internacionales. ¿Cree que es la antesala de un ministerio de Hacienda que comienza a hacer política cambiara y de reservas por su cuenta?
Si el Fisco está en estos momentos invirtiendo en el exterior, está contribuyendo a sostener el tipo de cambio. El fisco no hace política cambiaria, pero sus acciones tienen impacto sobre el tipo de cambio. Uno de los factores positivos es no gastarse los excedentes fiscales que genera el alto precio del cobre, que es indudablemente transitorio. Además, hoy el Fisco está invirtiendo afuera estos excedentes y esto es una política ya anunciada por Hacienda. Si bien esto no es política cambiaria en sí, que es resorte del Banco Central, contribuye indudablemente a que no caiga aún más el precio del dólar. Estoy seguro que, en esto, tanto Hacienda como el Central están de acuerdo.


Manuel Agosin

Especialista en Economía Internacional y Macroeconomía, actualmente es Director y Profesor Titular (desde 1992) del Departamento de Economía de la Universidad de Chile. Asimismo, es Consultor del Banco Interamericano de Desarrollo. Entre 2001 y comienzos de 2006 se desempeñó como Economista Jefe para América Central, República Dominicana, Haití y México en el Departamento Operativo del BID que sirve a... Ver Más

© 2014 FEN Universidad de Chile | Departamento de Economía | Sitio desarrollado por Unidad de Desarrollo Tecnológico UDT